Vida espiritual en Navidad

“Hoy sabréis que el señor vendrá y mañana por la mañana veréis su gloria” (Exodo, XV)

Acostumbra la Iglesia, muy cuidadosa de la salvación de sus hijos, prepararnos desde la víspera de grandes solemnidades para que con este medio lleguemos a estar mejor dispuestos para reconocer los grandes beneficios que hemos recibido de Dios en ellas.

La Santa Iglesia, como Madre muy amante, queriéndonos preparar en la víspera del santo día de la Navidad y no queriendo permitir que nos cogiese de improviso un misterio tan grande, nos dice las mencionadas palabras del Éxido. Sabréis hoy que el señor vendrá mañana. Y lo veréis hecho niño, reclinado en un pesebre. Hoy debemos, por tanto, prepararnos y ocupar nuestro entendimiento en considerar la grandeza del Misterio del Santo Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo.

Para conseguirlo mejor, hemos primeramente de humillar nuestros entendimientos con el conocimiento de que no son de ningún modo capaces de poder penetrar lo profundo de este Divino Misterio, aunque es un Misterio verdaderamente cristiano. Porque ningún otro excepto los cristianos supo entender fielmente cómo se podía hacer que Dios fuese hombre y que el Hombre fuese Dios.

Durante la Ley Antigua se aguardaba al Mesías prometido, pero todos estos conocimientos eran oscuros y en nada semejantes al del os cristianos. Pues el común del pueblo no pudo comprender este misterio, aunque deseasen su cumplimiento.

Y entre los gentiles se ha de notar que el deseo que tenían de que el hombre fuese Dios, les hizo hacer cosas extrañas, hasta creer desvariando que podían hacerse adorar de los otros hombres. Esto nos da a entender que ningún otro sino los cristianos pudieron nunca comprender este inefable misterio de la Encarnación.

La Virgen nuestra Señora produjo a su Hijo del mismo modo que las estrellas producen su luz, y por eso con tanta propiedad contiene el nombre de María la significación de estrella de la mar, o de estrella madrugadora. La estrella del mar es la estrella del polo, mediante la cual los navegantes se guían y encaminan su navegación para llegar a buen puerto. Todos los Padres antiguos de la Iglesia, y aún los mismos Patriarcas y Profetas miraron a esta Santa Estrella y enderezaron su navegación en su favor.

Sólo los Pastores que velaban sobre su rebaño – prefigura de los buenos sacerdotes – tuvieron la honra y el favor de oír la inefable noticia del nacimiento de Nuestro Señor. Para enseñarnos que si no velamos sobre el rebaño de Dios, no seremos capaces de ir a visitarle al pesebre en donde su Santísima Madre le pondrá mañana.

Y gobernamos nuestro rebaño espiritual, que son nuestras paciones, afectos y potencias del alma, entendiendo así que quienes tengan control sobre ellas y se purifiquen serán los que tendrán el privilegio de ver primero al Divino Infante.

Dios, y su Santísima Madre en todo unida a Su Voluntad, quieren que no nos dejemos atar por pasiones, afectos e inclinaciones del mal, y que dirijamos nuestras potencias hacia el puerto seguro de nuestra salvación.

Hemos pues de quedarnos cerca del soberano Salvador, que viene a nacer en la tierra para juntarnos a todos y tenernos bajo su estandarte, su Santísima protección, del mismo modo que hace el Pastor con su rebaño para guiarle,c onservarle y gobernarle. Su Bondad nos favorezca de modo que oigaos su voz y le sigamos fielmente, para que reconociéndole como nuestro soberano Pastor en esta vida, no nos apartemos de Él y no escuchemos la voz contraria que intenta perdernos. Mantengámos rendidos y obedientes a Su santísima Voluntad, para que con este medio empecemos desde la tierra lo que mediante Su gracia obraremos eternamente en el Cielo.

Tagged with:     ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: