Vida de San Andrés Avelino

San Andrés Avelino, modelo de castidad y de inocencia de costumbres, nació en Castro Novo, aldea del entonces Reino de Nápoles, en el año 1521. Se llamaba originalmente Lancelot. Sus padres lo criaron con temor de Dios, encaminándolo hacia la cumbre de la perfección cristiana.

Resplandeció en él desde la niñez un ánimo muy ajeno a todo vicio, y le causaba horror hasta la sombra del pecado. Hacía mortificaciones para dominar su carne, y con la oración y la humildad triunfaba ante los riesgos a que le expuso muchas veces su edad y su hermosura.

En Nápoles estudió derecho civil y canónico, y sintió el llamado de Dios al estado sacerdotal, por lo que continuó sirviendo de abogado en la Curia Eclesiástica. Pero le disgustaba en este oficio la disipación que traía consigo el foro, y la falta de libertad y de tiempo para dedicarse a la vida contemplativa. Una mentira leve que se le escapó un día le causó tal dolor, que dejando la abogacía se entregó por completo a la penitencia y el ejercicio del ministerio sacerdotal.

Su Prelado le encargó la dirección de una comunidad religiosa. Padeció en este encargo lo que suelen sufrir los Ministros celosos cuando tratan de reformar, porque había esa necesidad en aquel convento. No soportaba el Santo el abuso de los locutorios, y le dolían otros varios males que allí había introducido el espíritu del mundo. Y como él no sabía callar y disimular, decía claramente lo que entendía, para que las monjas no perdiesen sus almas.

Algunos de afuera se enojaron con él por esta causa, y hubo quien se atrevió a atacarle físicamente. Otro lo amenazó con matarlo, y de todo esto triunfó San Andrés con la gracia de Nuestro Señor.

Pasada esta prueba de su constancia, se retiró del mundo, abrazando la regla de los Clérigos Regulares Teatinos. Tomó el hábito en el Convento de Nápoles en el año 1556, a los nueve de haber muerto San Cayetano, fundador de esta Orden, y entonces cambió el nombre Lancelot por el de Andrés con el que es conocido.

A los votos de la vida regular añadió otros dos por especial impulso del Espíritu Santo. El primero fue de resistir siempre a su propia voluntad, y el segundo, de aspirar siempre cuanto estuviese de su parte a la perfección.

Sobre todas las virtudes en que fue ejemplo de los Religiosos, descollaba en él el deseo humilde de ser despreciado, y una sed de destruir en sí todo lo que tenía resabio del viejo Adán.

Amó a sus enemigos siempre con verdadera caridad, hizo oficios de intercesor y de verdadero amigo con el homicida de un sobrino suyo. Fue muy puntual hasta en lo mas mínimo que indicara su regla, y el tiempo que le sobraba de sus tareas habituales lo empleaba siempre en la oración y la contemplación de las cosas del cielo. De estas prácticas fue de donde surgieron inspiradas aquellas palabras suyas que tanto ayudaron a desterrar la frialdad y corrupción de costumbres.

Fundó varios pueblos casas de su instituto. Deseaba con ansia que los Clérigos fuesen reducidos a la vida apostólica, y lo consiguió en muchos casos. En todas sus empresas resplandecía la virtud de Dios, que las bendecía y prosperaba.

Escribió este santo un tratado de la oración, una declaración del Padre Nuestro, reflexiones sobre las oraciones que usa más comúnmente la Iglesia en honra de la Santísima Virgen, comentarios sobre algunos salmos y sobre la carta de Santiago Apóstol, varias homilías y meditaciones y otras obras piadosas cuya recolección se acabó de publicar en Nápoles en 5 tomos en el año 1734.

Al cabo de su glorioso camino por esta vida, esclarecido con el don de milagros y el espíritu de profecía, comenzando un día a decir Misa al pie del altar le asaltó un ataque de apoplejía. Recibió los santos sacramentos y murió en plena gracia del Señor el día 10 de noviembre de 1608. Fue canonizado por el Papa Clemente XI en el año 1712.

Tagged with:     , , , , , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: