Un consejo espiritual de San Basilio

“Alegraos siempre, orad sin intermisión, y por todo dad a Dios gracias” (I Thes 5:16).

Si alguna vez te acaeciera alguna adversidad no te turbes… antes cuida de hacerte llevaderas las aflicciones presentes con una firme esperanza de las cosas venideras. A los que tienen malos los ojos los apartan de la mucha claridad y resplandor, y los entretienen con la vista de las hierbas y flores. De este modo tampoco el alma debe pensar siempre en cosas tristes, ni debe fijar mucho la consideración en los trabajos presentes, sino que debe considerar los bienes verdaderos.

Así sucederá que siempre te goces con un gozo verdadero, si procuras referir siempre tu vida y acciones a Dios, si haces que la esperanza de la remuneración aligere y disminuya las calamidades de esta vida. ¿Te han hecho alguna ofensa? Pues mira a la mucha gloria que por la paciencia se te reserva. ¿Te han hecho algún grave daño? Atiende con reflexión a las muchas riquezas celestiales, y al tesoro inestimable que con toda seguridad has depositado por tus buenas obras. ¿Te hallas desterrado? Sabe que es tu patria la Jerusalén celestial. ¿Se ha muerto tu hijo? Sabe que tienes a los Ángeles, con quienes te regocijarás en el trono de Dios, y disfrutarás una alegría interminable.

Si de este modo opones a los trabajos presentes los bienes venideros conseguirás aquella alegría y tranquilidad de ánimo a que nos exhorta el precepto del Apóstol. Los alegres y faustos sucesos temporales no te causen un gozo desmesurado, ni los tristes y adversos, sean los que fueren, conmuevan tu alma de aquel alegre y sublime estado con una tristeza y decaimiento desacompasado. Si no estás así instruido en orden a las cosas de la vida, jamás tendrás quietud ni tranquilidad. Pero ésta la conseguirás fácilmente si hicieres familiar tuyo el precepto que te convida a que siempre estés alegre: así también desterrando las molestias de la carne harás una abundante cosecha de gozo para tu alma. Así, haciéndote superior a los trabajos presentes, aplicarás tu mente a la esperanza de los bienes eternos, cuyo solo conocimiento es capaz de llenar nuestra alma de gozo, e introducir en nuestros corazones la alegría de los Ángeles.

(San Basilio el Grande. Homilía IV: Sobre la acción de gracias)

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: