Sobre la Presentación de la Virgen

Tenía la Virgen María la edad de tres años, y sus padres quisieron llevarla al Templo de Jerusalén, y ofrecerla allí a Dios, y dejarla en un Colegio de doncellas, que estaba en el mismo Templo, donde se criaban muchas de ellas, hijas de nobles, especialmente las primogénitas de la Tribu Real de Judá, y de la Tribu Sacerdotal de Leví, hasta tener edad de casarse, empledándose allí en santos ejercicios, y en trabajar de manos, teniendo maestras para esto, que en todo les enseñaban.

Y de ellas dicen algunos Autores, que era aquella Ana profetiza, de quien hace mención el Evangelista San Lucas, que dijo grandes cosas el día que fue Jesucristo presentado en el templo. Y aún afirman haber tenido amistad con la Virgen, siéndole revelado quién era, y para lo que Dios la tenía escogida, que sería esto ocasión de que la amase, y regalase todo el tiempo que estuvo allí.

Llevando, pues, a la Virgen al Templo, entrando en él, la pusieron en las primeras gradas, de quince que allí había, y aderezaban la ofrenda con que ella habían de ofrecer. Salieron los Sacerdotes a recibirla, y la bendita niña, dejando la mano del que la llevaba, sin volver atrás, ni ser ayudada de persona alguna, sino favorecida de la gracia del ESpíritu Santo, ella por sí comenzó a subir, y subió todas las gradas hasta el sacerdote, como si fuera de edad perfecta: de manera que los Ministros del templo, y sus parientes, que habían ido con ella, se admiraron y conocieron claramente que Dios obrava maravillas en la niñez de la que había de ser su Madre.

Quedó en el Templo la Virgen; y como era de alto entendimiento, y de gran habilidad, aprovechó mucho los ejercicios que allí tenían las doncellas que eran leer, escribir, lavar, coser y tejer, cantar Samos de David, ocuparse en oración a tiempos y horas concertadas. A todas hizo ventaja la Virgen. Resplandecían en ella la humildad, y todas las demás virtudes, por donde de todas era amada.

Señala Marco Marulo particularmente cómo la Virgen gastaba el tiempo, y dice que afirman personas serias, que desde la mañana hasta la hora de Tercia, que son las nueva, oraba. Desde esta hora hasta la Nona, que son las gres de la tarde, se ocupaba en obras de manos. Pasaba este templadamente, y lo que quedaba del día, se entretenía en lección de la Sagrada Escritura.

Aquí en este lugar y a este tiempo hizo voto esta Señora de virginidad; aunque dicen los Docgtores que fue condicional y no absoluto. Y así diría estas palabras puesta de rodillas, y las manos, y los ojos, con el corazón levantados en alto: Dios, y Señor mío, Criador del Cielo y de la Tierra, que por sola vuestra bondad criasteis mi alma y cuerpo en toda integridad, yo prometo, cuanto fuera en mí, si vuestra Majestad no mandare otra cosa, de guardar virtinidad, por ocuparme de él todo en vuestro servicio.

Este fue el voto que haría la Virgen a este tiempo. Y después que fue desposada con el Santo Patriarca San José, por ordenación del Cielo, declarándole el propósito que tenía de guardarse, el santo varón se alegró por ello, porque también se presume que había hecho voto condicional de la misma manera. Y así con voluntad de los dos, con nueva inspiración del eSpíritu Santo, hicieron voto absoluto de virginidad.

Fue siempre la virginidad muy estimada de Dios. Eva, todo el tiempo que estuvo en el Paraíso, fue virgen, y saliendo de él dejó de serlo. Entre los hebreos, el Sumo Sacerdote no se podía casar, sino con virgen. Los gentiles no consentían que morase mujer en el templo de la diosa Vesta, si no era virgen.

Era Nuestra Señora muy hermosa y llena de gracia. Miraba con mucha gravedad y hablaba con gran suavidad. Nunca vistió paño teñido, sino de su propio color. La frente cubría un poco con su manto.

El Papa Pío Segundo, que tuvo la Silla de San Pedro por los años del Señor de 1464, dio licencia de que se celebrase la fiesta de la Presentaciñon de la Virgen sacratísima el 21 de noviembre. Lo confirmó el Papa Sixto IV veinte años después, aunque ya se celebraba en algunas iglesias particulares, porque hay sermones de esta festividad de Santos Doctores antiguos, como San Gregorio, San Germano Constantinopolitano, San Gregorio Nicomediense, etc.

Después el Papa Sixto V, que fue Fraile de la Orden de San Francisco, dió un Breve, en el que manda se celebre la fiesta de la Presentación de Nuestra Señora, en toda la Iglesia universal, el 21 de noviembre. La data es en Roma, primero de septiembre del año 1585, que fue el primero de su Pontificado.

Tagged with:     , , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: