Santa Matilde, Reina de Alemania

Esta Princesa fue hija de Teodorico, poderoso Conde Sajón. conociendo sus padres que la única y verdadera grandeza es la piedad, la pusieron desde pequeña en el monasterio de Erford, del cual era entonces Abadesa su abuela Matilde, que había renunciado al mundo desde su viudez.

En el monasterio adquirió nuestra Santa un gusto extraordinario por la oración y la lectura espiritual. Aprendió a trabajar labores de punto, y a emplear todos los preciosos momentos de la vida en cosas serias y dignas del fin para el que había sido creada.

Allí permaneció siendo un modelo completo de todas las virtudes, ahsta que sus padres la casaron con Enrique, hijo de Othon, Duque de Sajonia, en el año 913. Su marido, por sobrenombre el Cazador, por su amor a la diversión de los halcones, que estaba en aquel tiempo en mucho auge, se convirtió en Duque de sajonia en el año 916, por muerte de su padre, y en el 919, tras la muerte de Conrado, fue electo Rey de Alemania.

Fue un Príncipe piadoso, victorioso y muy amante de sus vasallos. Su solicitud en aliviarles de las cargas y tributos les volvía favorables a sostener las guerras de su Príncipe a sus propias expensas, aunque él recompensaba el celo de éstos con gran generosidad después de sus expediciones, que siempre fueron victoriosas.

Mientras él con sus armas refrenaba las insolencias de húngaros y daneses, y extendía sus vastos dominios, añadiendo a ellos la Bavaria, Matilde ganaba victorias domésticas sobre sus enemigos espirituales, más dignasd de un cristiano y mucho mayores en los ojos del Cielo. Fomentaba las preciosas semillas de devoción y humildad dentro de su corazón con continua oración y meditación. Y no contnta con el tiempo que el día le daba para estos ejercicios, empleaba también en ellos mucha parte de la noche.

Cuanto más cerca de su vista tenía las vanidades del mundo, con tanta mayor claridad descubría su caducidad y sus peligros, lamentando el que los hombres se perjudicasen y perdieran sus almas.

Toda su delicia era visitar, fortalecer y exhortar a los enfermos y afligidos; servir e instruir a los pobres, enseñándoles las ventajas que su estado sacaba de las bendiciones y del ejemplo de Cristo, y llevar sus socorros caritativos a los presos, procurándoles la slibertad cuando lo permitían las circunstancias de la justicia, o al menos aliviando con limosnas el peso de sus cadenas, siendo siempre su empeño principal purificarles de sus crímenes por medio de la penhitencia.

Edificado con su ejemplo su marido concurría con ella a todas las piadosas empresas que esta Princesa proyectaba. Y después de veintitrés años de matrimonio, en el 936, el piadoso Rey tuvo una apoplegía que le produjo la muerte.

Matilde durante la enfermedad de él frecuentaba la iglesia, rezando por él, arrojada a los pies de los altares. Pero inmediatamente después de que las lágrimas y los gritos de sus vasallos le dieron a entender que él había expirado, hizo venir a un Sacardote para que ofreciese por su alma el Santo Sacrificio, y al mismo tiempo se quitó las joyas que llevaba y se las entregó al mismo en señal de que desde aquel momento renunciaba a todas las pompas del mundo.

Tenía esta Reina tres hijos: Otón que fue Emperador desde entonces, Enrique, Duque de Baviera, y San Bruno, Arzobispo de Colonia. Otón fue coronado Rey de Alemania en el año 937, y Emperador de roma en el 962, después de sus victorias sobre los Bohemos y Lombardos. Matilde en la competencia que hubo a la corona entre los dos hermanos, por ser aquella electiva, favoreció a Enrique era el menor, falta que luego expió con grandes penitencias.

Estos dos hijos conspiraron contra ella con el pretexto injusto de que había distribuido prodigamente en los pobres las rentas del Estado. La persecución fue larga y cruel, especialmente por nacer de lo que ella quería más en este mundo. Al fin los desnaturalizados Príncipes se arrepintieron de su injusticia, se reconciliaron con su madre y le restituyeron cuanto le habían quitado. Entonces ella empezó a ser aún más liberal en dar limosnas de lo que había sido antes, y fundó muchas iglesias y cinco monasterior, de los cuales el principal fue el de Poldén en el Ducado de Brunswick, en que mantenía a tres mil monjes, y el de Quidlenburgo en el ducado de Sajonia.

En aquel último lugar enterró el cuerpo de su difunto esposo, y luego que concluyó toda su obra hizo también de esta casa su principal habitación y retiro. se dedicó por entero a sus devociones, y a las obras de misericordia; y era su mayor deleite enseñar al pobre y al ignorante el modo de orar, como lo había hecho anteriormente con sus criados.

En su última enfermedad se confesó con su nieto Guillermo, Arzobispo de Mentz, el cual no obstante murió doce días antes qu eella, yendo de camino a su casa. Una segunda vez hizo aquella Princesa su confesión, pero en público ante los sacerdotes y monjes de aquel lugar, recibió los últimos sacramentos, y recostándose en un saco cubierta de ceniza su cabeza, expiró el 14 de marzo del año 968. Su cuerpo se conservó en Quedlimburgo.

(“Vida de Santa Matilde” escrita en el año 1008, 40 años después de su muerte, por orden de San Enrique. Acta Sanctorum, t.7, p.361)

Tagged with:     , , , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: