Santa Catalina de Siena y su madre

Santa Catalina de Siena, Virgen y Doctora de la Iglesia (1347-1380) fue la hija número 23 de Jacomo y Lapa Benincasa. Ella era alegre, inteligente, práctica, pero también mística.

Su madre, Mona Lapa, no se preocupaba en absoluto por la condición de su propia alma, y sufrió una larga enfermedad después de la muerte de su esposo. Cuando Catalina estaba rezando por su madre, Nuestro Señor le dijo que para Lapa sería mejor morir en ese momento en lugar de vivir y enfrentar todos los infortunios que le habían acaecido. Catalina intentó decir a su madre de forma cuidadosa que se resignara a la voluntad de Dios.

Pero Lapa no quería escuchar nada sobre la muerte. Y su hija, consciente del descuido espiritual del alma de Lapa, continuó rezando ardientemente a Jesús, mientras su madre se negaba a confesarse. Un día de octubre del año 1370 murió repentinamente. Catalina regresó de la iglesia y encontró muerta a su madre.

Se encontraban presentes ante el lecho mortuorio tres mujeres de Siena: Catalina de Ghetto, Angela de Vannino y Lisa, la cuñada de Catalina y nuera de Lapa. Las tres atestiguaron lo que ocurrió.

Todas escucharon a Catalina decir en voz alta: “Señor, mi Dios, ¿son estas las promesas que me hiciste, de que nadie de mi casa se iría al infierno? ¿Son estas las cosas que en Tu misericordia acordaste conmigo, de que mi madre no saldría de este mundo contra su voluntad? Ahora encuentro que ha muerto sin los sacramentos de la Iglesia. Por Tu infinita misericordia Te ruego que no sea defraudada de esta forma. Todo el tiempo que siga viva no me moveré de aquí hasta que me hayas devuelto a mi madre”. ¡Qué grande era la confianza de esta santa, y cuántos milagros hizo Dios a través suyo por esta razón!

Las tres mujeres presentes estaban listas para realizar la preparación tradicional del cadáver, pero esperaron debido a las lágrimas y oraciones de Catalina. Entonces, el cuerpo de Lapa comenzó a moverse, y su alma regresó al cuerpo. Vivió hasta los 89 años, y tuvo que sufrir muchos dolores, tal como Jesucristo le había advertido a su hija Catalina.

(“Vida de Santa Catalina de Siena”. Beato Raimundo de Capua).

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: