San Sixto III

San Sixto III era de origen romano y nació a finales del siglo IV. sacerdote de la Iglesia romana, tenía gran fama por el fervor, celo y pureza de su fe.. Fue elegido Papa, por unanimidad, el 26 de abril del año 432, y ampliamente festejado por el pueblo.

Como siento catequista anatematizó con gran celo en público los errores pelagianos, según manifiesta San Agustín, en la epístola 194, cap. 1, en cuanto ocupó la silla pontificia, se apresuró a oponerse a los manejos de los perniciosos heresiarcas.

El primer cuidado del nuevo Pontífice fue escribir a los obispos de Oriente para confirmar con su autoridad apostólica todo cuanto se había hecho en el Concilio de Éfeso. Juan, Patriarca de Antioquía, había persistido hasta entonces en ser del partido de Nestorio, y en desechar la comunión con San Cirilo. Por la solicitud del Papa, y por la mediación del venerable Paulo, Obispo de Emesa, se apagó finalmente este cisma. Juan de Antioquía anatematizó a Nestorio y a sus adherentes (433). Fue inmitado por Teodoreto de Ciro, que condenó igualmente la doctrina del heresiarca, mas reservando su juicio acerca de la persona.

El Papa escribió a los dos patriarcas de Antioquía y Alejandría, y les manifestó con efusión paternal el júbilo que experimentaba con esta pacificación. Desde un principio había pedido que los herejes fuesen recibidos caritativamente si se convertían, pero esto no sucedió, y finalmente la herejía de Nestorio fue refrenada y dejó en propagar sus estragos, por lo que sus ahora pocos adeptos sólo subsistieron desde entonces como una secta insignificante. Al mismo Nestorio se le llenó la lengua de gusanos, presumiblemente como castigo por las blasfemias que había proferido contra la Santísima Virgen, a la cual nunca quiso reconocer ni llamar Madre de Dios, y murió desgraciadamente y sin ninguna señal de arrepentimiento.

Fue grande el ardor y el celo activo con que el vigilante Pontífice se aplicó a acabar las herejías que nacían cada día, y la Iglesia recuperó su primitivo fervor, renovando el vigor de la vida religiosa.

No contento San Sixto III con la solicitud pastoral con que atendía a las necesidades de todas las iglesias, y los inmensos esfuerzos que le costaba el desvelo de socorrer a todas, su inmensa piedad le movió a hallar los fondos para enriquecer con prodigiosa magnificencia a las iglesias de Roma.

Por la tierna devoción que profesaba a la Santísima Virgen se apresuró en el año 433 a reparar y enriquecer la antigua basílica de Liberio, la Iglesia de Santa María de las Nieves, que después se llamó la Mayor, y concedió a todos los que la visitasen en su fiesta, un año y cuarenta días de indulgencia. También realizó grandes mejoras en las iglesias de San Pedro y de San Lorenzo.

En realidad son pocas las iglesias antiguas de Roma donde no se conserven grandes monumentos de la generosidad de este gran Pontífice, el cual después de haber gobernado con prudencia consumada la silla de San Pedro cerca de ocho años, edificando a la Iglesia con sus heroicas virtudes, cuantiosos méritos, y vasto y fervoroso amor de Dios, siendo tan odiado por los herejes como amado por los católicos, murió en Roma el 18 de agosto del año 440. Fue enterrado su santo cuerpo en la catacumba de San Lorenzo, sobre el camino de Tívoli, y tuvo por sucesor en el pontificado a San León el Grande, que había sido discípulo suyo.

Su festividad se celebra el 28 de marzo.

Tagged with:     , , , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: