San Rafael y la salud

Ninguno con más ciencia y más experiencia puede ser médico espiritual de las almas que los Ángeles, porque como son puros espíritus sin rastro de materialidad, penetran mejor y entienden con más claridad los daños a que están sujetas tales almas. Pero entre todos tiene el lugar principal, como Protomédico del Cielo, San Rafael Arcángel, el cual no sólo atendió a curar la enfermedad corporal de Tobías, sino a preservarle a él y a toda su familia de las dolencias espirituales, recetándoles la medicina de la oración, del ayuno y de la limosna para asegurarse la salud del alma. Y junto a ello declarándoles cuánto ofende a la nobleza de su alma el que comete un pecado, pues se hace con eso su enemigo mortal. Porque así como al que voluntariamente come algún manjar que sabe que le ha de acarrear la muerte, le podemos llamar enemigo capital de su vida, así el que comete un pecado mortal sabiendo que le ha de privar de la salud espiritual de la gracia, es
enemigo de su alma.

Esta cura espiritual del alma, es el cuidado de San Rafael, porque importa poco que el cuerpo esté sano si el alma está enferma. Mas aún cuando ordinariamente los pecados son el daño mortal del alma, el principio y la raíz de donde dimanan las enfermedades del cuerpo.

“Bien claramente se nos da a entender (dice San Jerónimo) con lo del paralítico, de quién hace mención San Mateo en el capítulo nono, que por los pecados se originan muchas enfermedades en el cuerpo”. Porque es mucho lo que daña a la salud del cuerpo la mala salud del alma. Por esto se decía antiguamente que la medicina del Cielo no se obtiene sino a fuerza de inocencia.

Para que advierta el enfermo que su primer movimiento para sanar ha de ser arrepentirse de sus pecados y proponer eficazmente la enmienda, que vuelva la gracia y la amistad de Dios, porque mientras no se vuelve perfectamente a Dios, no es esperable aguardar la medicina celestial ni el favor de San Rafael.

Tagged with:     , , , , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: