San Bernardo y el animal

San Bernardo de Montjoux (+1081) fue un sacerdote italiano, bajo cuya protección se ponen los viajeros de los Alpes aún en nuestros días.

Vivió en el siglo XI. Visitó hasta las más remotas regiones de los Alpes, estableciendo postas en lugares que luego llevarían su nombre; así como los célebres perros de San Bernardo, criados y entrenados para ayudar a los viajeros por los peligros de la nieve.

Cuenta la historia que en una ocasión, San Bernardo ascendió a la montaña con otros nueve peregrinos, que temían la aparición de un enorme animal que se decía que habitaba en una cueva de la región.

Cuando los peregrinos se acercaron lo suficiente a tal cueva, la extraña criatura los atacó; estos temieron por sus vidas, excepto San Bernardo, que se mantuvo firme ante ella. Cuando el animal se le acercó para devorarlo, él rápidamente enrolló el cuello de la bestia con su bufanda, prenda que inmediatamente se convirtió en una cadena de hierro, excepto en las puntas que permanecieron en sus manos, que siguieron siendo de lana. Una vez sometido el fiero animal, los peregrinos se apresuraron a terminar con el peligroso ser. Luego el cuerpo fue transportado a una cueva cercana a la abadía de San Mauricio en Valais, donde fue sepultado y, además, se conservan allí las puntas de la bufanda con que fue atrapado.

Ricardo de la Val d’Isere, sucesor de San Bernardo de Montjour, fue un testigo del antedicho suceso, y lo declaró solemnemente como hecho histórico.

Acta Sanctorum, Vol. III.

Tagged with:     , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: