Reflexión: El favor de Dios

Para agradar a Dios no hay otro camino que el de la virtud y el de la religión. La amistad de Dios es prueba infalible y medida segura del verdadero mérito. Agradar a Dios es poseer todo lo que hace a un ser humano verdaderamente respetable: agradar a Dios es estar en su gracia, y es lograr uno cuanto sea necesario para no necesitar nada más. Porque la amistad de Dios vale por todo.

¿Qué pueden contra quien es amado y protegido por Dios todas las desgracias, contratiempos y reveses de la vida? ¿Qué puede contra él la malignidad de los hombres? Todo esto sirve para aumentar su fervor, y para que crezca su mérito en la estimación de Dios. ¡Qué objeto más digno de nuestra ambición, y qué ambición más fácil de contentarse y satisfacerse!

Si tenemos verdadero deseo de servir a Dios, le servimos. Si tenemos la misma voluntad de agradarle, le complacemos. Pero siendo tan estimable, tan ventajoso, tan fácil aspirar y conseguir el favor del Altísimo, ¿se esfuerzan muchos hombres por alcanzarlo? ¿Lamentan mucho perderlo? ¡Con qué facilidad se sacrifica la amistad de Dios al deleite, al interés y a las pasiones!

Viendo la facilidad con que se peca, y la grandísima serenidad con que se vive después de haber pecado, ¿quién no diría que en perder la amistad de Dios nada se va a perder?

Esos hombres y mujeres del mundo, esas personas tan poco cristianas a quienes la ambición, el interés y el amor por los placeres y todas las demás pasiones van dominando como por turno y sucesivamente, ¿se ocupan quizá en el deseo, el ansia de agradar a Dios?

No nos contemos nosotros entre esa clase de gente. Pensemos en el valor inestimable de mantener la amistad de Dios, y repitamos con San León Magno: Concédenos, oh Señor, no preocuparnos por las cosas mundanas, sino amar las celestiales, que mientras todo lo que nos rodea pasa, debemos apegarnos a lo que dura para siempre. Amén.

Tagged with:     , , , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: