¿Qué es blasfemia?

Una blasfemia es decir algo contra Dios. Lo cual se puede hacer de muchos modos, ya de parte del objeto de la blasfemia, ya de parte del sujeto que blasfema, ya de parte de las fórmulas de blasfemar.

De parte del objeto, que es Dios, se comete blasfemia de dos modos, a saber: o atribuyendo a Dios lo que no tiene, y le repugna, o removiendo de Dios lo que esencialmente le conviene; y en una de estas clases de blasfemia se contiene la que atribuye a las criaturas, o al demonio, lo que es propio de Dios, que es lo mismo que hacer criatura a Dios.

La blasfemia contra la Virgen y contra los santos es de otra especie, pero al oponerse una contra la virtud de la Religión y la otra contra la Dulía, se reputa como verdadera blasfemia. Pues así como la alabanza de los santos redunda en alabanza de Dios y de su divina bondad, que reluce en ellos; así el desprecio del os santos redunda en desprecio de Dios y de su bondad.

Los tres casos, de blasfemia contra Dios, la Virgen o los Santos, deben expresarse en la Confesión.

La blasfemia también puede ser interior o exterior, ya sea con palabras formales, ya con señas y ademanes, como escupiendo al Cielo o a alguna imagen sagrada.

De parte del sujeto que blasfema se comete la blasfemia de tres modos principales. El primero es cuando se profiere dicha blasfemia con error del entendimiento, pero sin odio ni malicia formal de la voluntad, como sucede con los gentiles y herejes moderados que pronuncian falsedades y herejías creyendo decir verdades. El segundo es cuando además de proferirse la blasfemia con error del entendimiento se añade una actitud malévola de la voluntad, como sucede con los infieles y los herejes perversos, que profieren a modo de burla sus errores contra Dios y los santos. Y también puede cometer esta blasfemia algún cristiano enojado porque Dios no cumple sus pretensiones, profiriendo palabras blasfemas contra Dios. Finalmente el tercero es cuando por la sola perversidad y odio de la voluntad, y sin error del entendimiento, se profieren palabras en injuria y menosprecio de Dios y de las cosas sagradas, y también cuando se profiere una blasfemia heretical.

Hay una división entre blasfemmia heretical y sencilla. La heretical es la que contiene alguna cosa contra la Fé católica, y la sencilla es la que cede en menosprecio o irrisión de Dios y de las cosas sagradas. La sencilla puede ser o maldiciente, o deshonestativa, o irrisoria, o despreciativa.

De parte de las fórmulas de blasfemar, se comete la blasfemima no solamente pronunciando cosas que según su propia significación son injuriosas a Dios, sino también pronunciándolas con espíritu blasfemo y de modo irrisorio y malvado. Y si se tiene costumbre de blasfemar, entonces se considera voluntaria en su causa, y por consiguiente, mientras no se deteste de todo corazón tan malvada costumbre, y no se practiquen los medios necesarios para atajarla, no se eximirá al sujeto de tantos pecados mortales gravísimos cuantas locuciones blasfemas profiera. Se trata de un pecado tan grave que se considera mayor en iguales circunstancias que la herejía, el perjurio y el homicidio.

San Bernardino de Siena llama a los blasfemos hombres infernales, demonios encarnados, ciudadanos del Infierno, compañeros de los demonios, almas malvadas, traidores y asesinos de la Divina Majestad; y que así como por el lenguaje se llega al conocimiento del país o nación del que habla, así también los destinados para el Infierno se conocen por sus blasfemias, ensayando ya desde ahora cómo blasfemar de Dios, como lo harán eternamente en el Infierno.

Tagged with:     , , , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: