Propósitos por la salvación del alma

Renovemos cada día estas jaculatorias en la oración matutina: “¿De qué le sirve al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma?” (Mat. 16) y “¿Qué precio equivaldrá a la pérdida del alma?” (Ibíd.)

Después, antes de comenzar cualquier trabajo y estudio diario, preguntémonos: ¿De qué me servirá esto que voy a hacer para mi salvación y/o la de los demás?

Se trata de prácticas muy útiles, que nos ayudan a recordar el sentido de nuestra existencia, y a actuar mejor encaminados cada vez.

Además de esto, es un excelente propósito imponerse un día de retiro espiritual al mes. No es más que un día en todo el mes, dedicado a sopesar en qué camino estamos dirigiendo nuestra vida, qué hacemos con ella, hacia dónde debemos guiarla para que resulte más provechosa para la salvación. Ocuparnos por unas horas a examinar las cuentas que daremos a Dios, para corregir y enmendar nuestros malos pasos, y proponernos vías para actuar bien en adelante, es invaluable para nuestro propio beneficio y el de nuestro prójimo.

Ese día revisaremos lo más a fondo posible el estado de nuestra conciencia, el uso que hemos dado – y estamos dando – a los talentos que hemos recibido, la práctica de las virtudes y el control de vicios y defectos, los errores en que podemos haber caído y las verdades que hemos de reforzar, tanto en nosotros como en los demás.

Bien se puede asegurar que de estas prácticas depende en principal medida la perseverancia en el bien y la salvación de muchas almas.

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: