Profanación, profano

Profanación, profano. Estas dos palabras vienen de Fanum, templo o lugar sagrado: por consiguiente la palabra ‘profanus’ significa lo que está fuera del lugar sagrado, o lo que no está destinado al culto de la divinidad. Y cuando se dice de un hombre, significa que no está iniciado en los misterios sagrados, o que no los conoce.

Profanar una cosa sagrada es hacer de ella un uso que no tiene conexión alguna con el culto divino al verdadero Dios, o que no tiene la dignidad que le corresponde. De este modo se profana una iglesia cuando en ella se comete algún crimen, o la destinan a usos que nada tienen de respetables. Se profanan los vasos sagrados, cuando se usan como vasos comunes. También es una verdadera profanación el abusar de las palabras de la Sagrada Escritura, para expresar alguna obscenidad o para operaciones mágicas, etc.

En el lenguaje de los escritores sagrados un profano suele significar lo mismo que un impío que no respeta las cosas sagradas. Así se dice que Esaú fue un profano, porque no hizo el debido aprecio de la bendición aneja a su derecho de primogenitura, vendiéndole por un plato de lentejas.

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: