¿Por qué en latín?

La Iglesia ha ofrecido siempre a Dios todas las Horas de su oficio en una lengua desconocida actualmente para la mayor parte de los fieles, y se las dirige cantando; costumbres ambas en las que resplandece la sabiduría de vuestra madre. Pero vamos por partes, y veamos principalmente por qué se usa la lengua latina en las oraciones públicas.

1. Para conservar la unidad de la fe. Al aparecer el Cristianismo, el oficio divino se dijo en lengua vulgar en la mayor parte de las iglesias; mas las lenguas, lo mismo que todas las cosas humanas, están sujetas a modificaciones; la francesa, por ejemplo, no es lo que era hace doscientos años; muchos nombres han cambiado de significado, al paso que otros han dejado de usarse enteramente; el giro de las frases es tan distinto como lo son nuestras modas de las de nuestros abuelos. Sin embargo existe una cosa que debe permanecer inmutable, la fe, y para ponerla al abrigo de a perpetua inestabilidad de las lenguas vivas, la Iglesia católica emplea una lengua fija, que no está sujeta a variaciones, por lo mismo que no se habla. La experiencia demuestra que en esto, como en todo, la Iglesia ha sido dirigida por una sabiduría divina, y si no, véase lo que sucede entre los protestantes; éstos por haber querido emplear en sus liturgias las lenguas vidas, vense cada día obligados a renover las fórmulas, y a corregir las traducciones de la Biblia, de lo cual han dimanado gran número de alteraciones. Si la Iglesia hubiese seguido su ejemplo, habría sido preciso reunir cada cincuenta años un concilio general a fin de redactar nuevas fórmulas para la administración de los Sacramentos.

2. Para conservar la catolicidad de la fe. La unidad de lenguaje es necesaria paramantener un más estrecho lazo y una más fácil comunicación de doctrina entre las diferentes iglesias del mundo, y para hacerlas más fielmente adictas al centro de la unidad católica. Quitad el uso de la lengua latina, y tendréis que el sacerdote italiano que viaje por Francia, o el sacerdote francés que viaje por Italia,m no podrá ni celebrar los santos misterios ni administrar los Sacramentos.

3. Para conservar a la Religión la majestad que le conviene. Una lengua sabia, que solo es comprendida por los hombres instruidos, inspira mayor respeto que la jerga popular; nadie desconoce que los mas santos misterios parecerían ridículos si se expresasen en un lenguaje excesivamente familiar, lo cual han experimentado como todo los mismos protestantes. La lengua griega en Oriente y la latina en Occidente, doble idioma del pueblo rey, conservan cierto sello de majestad romana, que conviene admirablemente a la majestad mucho mayor de la Iglesia católica; una Religión señora del mundo debe usar una lengua de los dominadores del mundo, así como una doctrina inmortal una lengua inmutable.

Y es un error pensar que con el uso de la lengua latina se encuentran los fieles privados del conocimiento de lo que contiene la liturgia, pues lejos de prohibirles este conocimiento, la Iglesia recomienda a sus ministros que expliquen al pueblo las diferentes partes del santo sacrificio y el sentido de las oraciones públicas (1), las oraciones de la liturgia mediante las cuales el pueblo puede leer en su idioma lo que los sacerdotes dicen en el altar; luego no es cierto el cargo que le han dirigido los protestantes de que ha querido ocultar sus misterios; no, su único objeto ha sido ponerlos a cubierto de las alteraciones, inevitable consecuencia de los cambios que las lenguas sufren (2).

1. Conc. Trid. sess. XXII, c. 8.
2. Card. Bona, Rer. liturg. lib. I, c. 5, pág. 33.

Tagged with:     , , , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: