Oraciones de Pentecostés

Adorado, bendito y glorificado sea Dios Omnipotente,
cuyo Santo Espíritu todo lo contiene y lo conoce todo. Amén.

Himno compuesto por San Ambrosio

Ven Espíritu Santo enamorado,
visita de Tus siervos las potencias,
llena de Tus divinas influencias
y de gracia las almas que has criado.

Tú eres Abogado fiel consuelo,
don de Dios soberano y excelente,
caridad, fuego hermoso, viva fuente
y espiritual unción toda del Cielo.

Tú, que con siete dones resplandeces,
de la diestra del Padre poderoso
eres dedo, promesa, don gracioso,
que las lenguas de voces enriqueces.

Enciente Tu luz bella en los sentidos,
infunde al corazón Tu amor ardiente,
con virtud reforzando permanente
los desmayos del cuerpo padecidos.

Ahuyenta al enemigo más perverso,
dános pronto la paz firme y constante,
siendo nuestro Adalid, yendo adelante,
evitemos así todo lo adverso.

Concédenos que al Padre conozcamos
por Ti, y al Hijo amado confesemos,
y a Ti, Espíritu de ambos, veneremos,
y en todo tiempo firme Te creamos.

Sea gloria a Dios Padre omnipotente,
al Hijo Soberano, que glorioso
resucitó triunfante y victorioso,
y al Espíritu Santo eternamente.

Amén.

Oración I

Oh Dios, que ilustrásteis en este día los corazones de vuestros fieles con la iluminación del Espíritu Santo; concedednos que, animados de este mismo Espíritu, sepamos obrar lo recto, y nos gocemos con Su celestial consuelo. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Oración II

Señor Dios nuestro, Único e infinito, Creador de todos los seres, recibid nuestras acciones de gracias y escuchad nuestras humildes súplicas, a fin de que, pues os dignáisteis regenerarnos por Vuestro Espíritu santo, mediante la Redención de Jesucristo Vuestro Hijo, concedáis a esta su grey, aunque indigna, participación en la gloria del soberano Pastor, que con vos vive y reina en unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Oración III

Oh Salvador Divino, que al elevaros al trono de Vuestra gloria, no queriendo dejar huérfano a Vuestro pueblo, le enviásteis el Espíritu Santo por celestial consuelo, derramad sin cesar en nuestras almas los sagrados dones del mismo Santo Espíritu, para que purificadas y alumbradas merezcan, por el amor y la práctica del bien durante nuestra terrestre vida, la eterna y dichosa que nos fue prometida y conquistada por Vos. Amén.

Cántico

¡Ven, oh Santo Espíritu,
raudal de agua viva,
de amor llama activa,
fuente de verdad!

¡Ven, oh gran Paráclito!
de inefables dones
nuestros corazones
colme Tu bondad.

Su impureza íntima
Tu crisol depure;
sus heridas cure
Tu divina unción.

Con Tu luz benéfica
vista el ciego cobre;
y enriquezca al pobre
de Tu gracia el don.

Fertiliza al árido,
¡celestial rocío!
Haz arder al frío
¡fuego abrasador!

¡Ven, huésped vivífico!
corazón no exista
que al poder resista
de Tu inmenso amor.

Y del orbe en ámbitos,
de Tu soplo llene,
sin cesar resuene
con feliz clamor:

¡Gloria al Padre Altísimo!
¡Gloria al Hijo Eterno!
¡Gloria a Ti, oh Supremo santificador!

Amén.

Oración a la Santísima Virgen

Bienaventurada Virgen María, que por mística operación del Espíritu santo concebísteis y encarnásteis en vuestro purísimo seno al mismo Verbo Divino que Dios engendra y produce eternamente; dignaos interceder por los pobres pecadores, alcanzándonos en la fausta Pascua que solemnizamos, la gracia del perdón y la enmienda; para que fecundadas nuestras almas por el mismo santificador Espíritu, produzcan frutos dignos del nombre de cristianos. Amén.

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: