Oraciones de padres e hijos

De los padres en favor de los hijos

Soberano Señor, Padre universal de los vivientes, que aunque indigno queréis serviros de mí como de instrumento para la generación de nuevos seres, hijos vuestros y míos, que os alaben eternamente. ¿Qué gracias os daré por tan señalado beneficio?

Ya que os habéis dignado constituirme representante vuestro en la tierra para con mis dependientes e hijos, haced, Señor, que os represente no sólo en la autoridad, sino también en la providencia amorosa que ejercéis con todos, y en la santidad, siendo yo fiel copia de vuestras virtudes.

Sí, Dios mío, que de tal suerte viva en la sociedad, que nunca me avergüence de profesar vuestra doctrina ante los hombres; que mi conducta se ajuste, no a las máximas del mundo, sino a las sagradas leyes del Evangelio; y que de tal suerte me aplique a procurar el sustento de mi familia, que una congojosa solicitud de lo temporal no me impida trabajar en mi eterna salvación.

Concededme, Dios mío, prudencia en mis negocios, moderación en la prosperidad, sufrimiento y longanimidad en los trabajos, cumplimiento en los deberes de mi empleo, vigilancia y acierto en la buena educación de los hijos, y en el gobierno de mi familia. Desterrad de mí aquel falso amor que ciega a tantos padres y causa la perdición de tantos hijos. Que yo sepa alejarlos de los peligros, inspirarles horror al pecado y amor a la virtud.

¡Pero ay! ¡qué pueden mis débiles luces y medios, para llenar una misión tan alta como la que me habéis confiado, de hacer de estos hijos dignos príncipes del cielo! Asistidme pues, Padre celestial; hijos son vuestros antes que míos: yo os los devuelvo y consagro a Vos: sed en todo tiempo su Padre; sed también el mío. Que ninguno de los que Vos me habéis confiado os ofenda jamás; que ninguno de ellos arda un día en las voraces llamas del infierno: sacadles antes de este mundo, y haced que sirviéndoos yo fielmente con mis hijos y dependientes en la tierra, logremos todos publicar vuestras paternales misericordias en el Cielo.

Amén.

De los hijos en favor de sus padres

¡Padre! ¡Padre nuestro que estáis en los cielos, y que por tantos títulos merecéis de mí el regalado nombre de Padre! No olvidéis a los que tienen vuestras veces para conmigo y me son vivas imágenes de vuestra divinidad en la tierra. Sí, volved vuestros ojos paternales a aquellos a quienes disteis el nombre y las entrañas de padres para conmigo. Vos solo sabéis lo mucho que se han desvelado, trabajado y sufrido por mí. A ellos debo después de Vos todo cuanto soy y todo cuanto tengo.

Haced pues que yo les tribute aquel amor, respeto, obediencia y socorros que les son debidos, y que Vos mismo tributásteis a María y a José, criaturas santísimas, pero infinitamente inferiores a Vos.

Conservadles a estos mis queridos padres por mucho tiempo la salud y la vida: derramad sobre ellos toda suerte de bendiciones temporales y espirituales, y preservadles de la mayor de todas las desgracias, la de caer en pecado y condenarse eternamente.

No permitáis, dulce Jesús mío, no permitáis tampoco que se opongan jamás a los designios amorosos que Vos tuvieseis sobre mí. Antes bien haced que, conformando su voluntad con la vuestra, me ayuden a conocer y seguir mi vocación, y a obtener así la eterna salvación, para que pueda en compañía suya alabaros y glorificaros eternamente.

Amén.

Tagged with:     , , , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: