Oración en la Natividad de la Virgen

¡Oh María Santísima! Muy creíble es la opinión de aquellos Doctores que aseguran que el día de tu Natividad bajaron del Cielo a la tierra numerosos Ángeles santos, para saludarte con títulos de mucha honra, como a Reina futura del Cielo.

Por lo cual yo también en esta gloriosísima y gozosa festividad expreso con gran reverencia mi alegría, y digo: Dios te salve, oh María, nueva y felicísima Eva; Dios te salve, esperanza de los hombres y reparadora de nuestra salud; Dios te salve, Señora del mundo, Reina del Cielo y de la tierra.

¡Oh Virgen beatísima, Señora piadosísima, Madre castísima, Emperatriz hermosísima! ¿A quién ha de acudir nuestra pobreza, sino a esta rica soberana, copiosa de virtudes, y fecunda de gracias y mercedes, que ha nacido para traer la Luz al mundo y gobernar en el Cielo? ¿En quién ha de esperar el remedio nuestra maldad, sino en esta excelentísima bondad? Vos, Señora, sois quien fuisteis siempre pura, santa, bendita e inmaculada, excepta por privilegio dignísimo de vuestro Divino Hijo de todo género de culpa original y actual.

Reina, pues, de la Pureza, a vos pedimos pureza. Vos, limpieza de los Ángeles, habéis de limpiar nuestros corazones y de quitar de nuestras almas las culpas y las pasiones. A vuestra intercesión piadosa hemos de deber el logro de estos deseos. Debajo de vuestro amparo nos ponemos, Señora. En esta miserable vida habéis de ser nuestra luz y nuestra guía, nuestro consejo y enseñanza, nuestro consuelo y esperanza.

No miréis nuestra flaqueza, mirad nuestra necesidad. No miréis nuestras culpas, mirad a vuestras virtudes. No miréis nuestras obras, mirad nuestros deseos. Socorred a los miserables, ayudad a los afligidos, consolad a los tristes, encaminad y alumbrad a los perdidos. Por esta vuestra piedad, sed, señora, por nosotros con el Eterno Padre medianera, con el Hijo abogada, con el Espíritu Santo intercesora, para que haciendo en esta vida obras de virtud y de gracia, consigamos alabaros eternamente en la gloria. Amén.

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Comparta su opinión

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: