Oración de Adviento

Ya te entiendo, amable Redentor mío; Tú quieres que en este Adviento reforme mi corazón y Te prepare en él una morada menos indigna que lo que ha sido hasta aquí, para celebrar la dichosa memoria y renovar las gracias de Tu santo Nacimiento. Quieres que viva en mayor recogimiento y retiro, que me guarde aún de las más leves culpas, que no dé en mi corazón entrada al fausto ni a la vanidad; que sea humilde, manso y sufrido como el tuyo, reinando siempre en él una perfecta resignación a la divina voluntad, y un deseo ardiente de penas y de cruces.

Y ¿qué es todo esto, jesús mío, en comparación de lo que Tu Corazón se merece y ha hecho por mí? Gustoso haré esto poco que me pides. Mas, ¡ay! ¡de qué servirían mis resoluciones y promesas si no me dieras gracia para cumplirlas! Para obtenerla más fácilmente, quiero unir todos mis afectos y sentimientos con los del purísimo Corazón de María. Acepta como cosa mía propia los amorosos suspiros, las humildes oraciones e internos coloquios, las profundas adoraciones con que esta Señora te cortejaba, reverenciaba y amaba teniéndote aún en su castísimo seno. Acepta las ardentísimas ansias con que anhelaba por el feliz momento de su parto purísimo; y sobre todo acepta su Corazón tan encendido y abrasado en las llamas de Tu amor.

¡Cuán dichoso sería yo, si al recibirte el día de Navidad en mi pecho supiese hacerte total e irrevocable donación de este mi pobre corazón, como lo hizo la Virgen y tantas almas fervorosas! Y ¡qué dicha si en retorno de esta generosa entrega, recibiera de Ti una copiosa avenida de gracia y un constante y ardentísimo amor a Tu Corazón amoroso!

Pues ya que los reyes de la tierra acostumbran señalar el nacimiento de un príncipe hijo suyo con mercedes extraordinarias, señala también el Tuyo derramando Tus dones sobre esta pobre criatura, para que viviendo ahora mi corazón estrechamente unido con el tuyo, logre amarte y gozarte eternamente en la gloria.

Amén.

Tagged with:     , , , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: