Meditando con San Efrén: Los mártires y nosotros

“La sabiduría de los filósofos, y la elocuencia de los más excelenteso radores quedan mudas y pasmadas al contemplar el maravilloso espectáculo y las acciones gloriosas de los Mártires. Los tiranos y los jueces no podían expresar su pasmo. Cuando veían la fe, la constancia y el regocijo de los campeones santos.

¿Qué excusa podremos nosotros tener en el día tremendo del juicio, si nosotros sin haber sido expuestos a ninguna cruel persecución, ni a la violencia de tormentos semejantes, despreciamos o descuidamos del amor de Dios y del cuidado de la vida espiritual?

Ni las tentaciones ni los tormentos fueron capaces de separarles de aquel amor que profesaban a Dios. Y nosotros, viviendo en descanso y en delicias, no queremos amar al Señor más misericordioso y benéfico. ¿Qué haremos pues en aquel día terrible, cuando estando llenos de confianza los Mártires de Cristo, cerca de su trono, muestren las señales de sus heridas? ¿Qué será lo que mostremos nosotros entonces? ¿Presentaremos una fe viva? ¿Una caridad verdadera hacia Dios? ¿Un perfecto desapego de nuestros afectos hacia las cosas terrenas? ¿Unas almas libres de la tiranía del pecado? ¿Silencio y recolección? ¿Mansedumbre, limosnas y oraciones prodigadas de la abundancia de nuestro corazón, puro y limpio? ¿Compunción, vigilias, lágrimas?

¡Feliz aquel a quien acompañen obras semejantes! Él será un modelo de los mártires y sostenido del tesoro de sus virtudes se presentará con igual confianza delante de Cristo y de sus Ángeles.

Os suplicamos pues, oh Mártires santos, que sufristeis con regocijo los tormentos más crueles por Dios, nuestro Salvador, y por su aor, por cuya razón os halláis más estrechamente unidos con él, que roguéis a Dios por nosotros miserables pecadores, para que infunda en nosotros la gracia de Cristo, que ilumine y mueva nuestras almas para poderle amar siempre”.

Hom. in SS. Martir. t.3, op. Greg & Lat. p.251, edi. Vatic. 1746.

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: