Los Santos acerca de la Virgen

“Mi Madre es un cebo dulcísimo, con que traigo a mí a los pecadores”. (dijo el Señor a su querida Santa Catalina de Siena. Dial., cap. 4)

“Dios hizo dos mundos: uno para los hombres, y es el que nos dio por habitación; otro para sí, y es el alma de María”. (San Bernardo. Ser. de Beata María)

“Si Dios, después de la desobediencia de nuestros Progenitores en el Paraíso, no destruyó al instante al mundo, fue en gracia singularmente de María Santísima. (San Bernardino de Siena. In quod. Ser.)

“La Virgen, Madre de Dios, es sola la Obra de la Encarnación de mi Señor”. (San Ildefonso. Lib. de Virg. Mar. cap. 10)

“Porque es tan grande la Virgen, que ignora bastante cuán grande es Dios el que no se pasma de la mente de esta Virgen, y no se admira de su ánimo”. (San Pedro Crisólogo. Ser. 140)

“La carne de Cristo es carne de María; y aunque con la gloria de la Resurrección fue engrandecida, perseveró sin embargo la misma que se tomó de María”. (San Agustín. Ser. de Assump. cap. 5)

“Fue digna de que naciese de ella el Hijo de Dios” (San Ambrosio. De Virg.)

“Que una Mujer concibiese a Dios, fue milagro de milagros; y así convino, que la Virgen se elevase, para decirlo así, a cierta casi igualdad Divina por cierta infinidad e inmensidad de perfecciones, que nunca la criatura había experimentado” (San Bernardino. T. I, ser. 61)

“(la santidad de la Virgen) no se puede entender otra mayor debajo de Dios” (San Anselmo. De Excel. Virg.)

“Es principio se suyo conocido por los términos, que se le dieron a la Virgen más perfectamente las gracias de todos los santos” (San Alberto Magno. De B. M. c. 69.70.71)

“Porque es decente que la Madre de Dios posea las cosas que son de su Hijo, y sea amable de todos” (San Juan Damasceno. Orat. I. de Nat. Virg.)

“(los Apóstoles) no vinieron a ver por otro motivo más que para contemplar a María, y por su contemplación alabar, cuanto lo permitiese su flaqueza, la bondad adornada de infinito poder” (San Dionisio. de Divin. nomin. 6.3)

“Como Adán y Eva vendieron al mundo por una manzana, así Cristo y yo le redimimos como con un corazón” (de la Santísima Virgen a Santa Brígida. In Revel.)

“María es toda ojos para mirar nuestras miserias” (San Epifanio. de Laud. Virg.)

“(la Virgen) Así como es mejor que todos los santos, así cuida más de nosotros que todos los santos” (San Agustín. cit. a. S. Bonav. in Spec. M. c.5.)

“Como es imposible que se salven aquellos de quienes la Virgen María apartó los ojos de su misericordia, así es necesario que se justifiquen y que se glorifiquen aquellos a quienes volviere sus ojos, abogando por ellos” (San Anselmo. Ap. S. Anton. 4. p.tr.15.c.24)

“En las cosas dudosas, en las angustias, en los peligros, piensa en María, invoca a María; no se aparte de tu boca, no se aparte de tu corazón”. (San Bernardo. h.2)

Tagged with:     , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: