Las virtudes del Sagrado Corazón

El corazón de Jesús es Santo con la santidad del mismo Dios, de donde proviene, que todos los movimientos de este Corazón, según la dignidad de la Persona, que los obra, son acciones de un precio y de un valor infinito, pues son obras de un Hombre Dios. Luego es justo que el Sagrado corazón de Jesucristo sea honrado con un culto singular, pues honrándole, honramos Su Divina Persona.

Si la veneración que tenemos a los sanos nos hace tan precioso su corazón, teniéndole por la más preciosa de sus reliquias, ¿qué debemos pensar del adorable Corazón de Jesucristo? ¿Qué corazón ha estado jamás en disposiciones tan admirables y tan conformes a nuestros verdaderos intereses? ¿Dónde hallaremos nosotros otro en quien nos hayan sido tan útiles sus movimientos? En este Divino Corazón es donde han sido formados todos los designios de nuestra salvación, y por el amor que arde en este mismo Corazón, han sido ejecutados estos mismos designios. Este Sagrado corazón es el asiento de todas las virtudes, el manantial de todas las bendiciones y la vivienda de todas las almas santas.

Las principales virtudes que se pueden honrar, según lo explicara San Claudio de la Colombiere, son: primeramente un amor muy ardiente de Dios Su Padre, junto con un respeto profundo y la mayor humildad que jamás se vio. En segundo lugar una paciencia infinita en los males, un extremado dolor de los pecados, con que se cargó. En tercer lugar una compasión muy tierna de nuestras miserias, un amor inmenso para con nosotros, a pesar de estas mismas miserias, una igualdad inalterable de ánimo, nacida de una conformidad tan perfecta con la voluntad de Dios, que no pudo turbarse por ningún acontecimiento, por contrario que pareciese a Su celo, a Su humildad, a Su mismo amor, y a todas las demás disposiciones en que se hallaba.

Este adorable Corazón está aún con los mismos sentimientos, en el grado más alto y sobre todo siempre ardiendo de amor para con los hombres, siempre abierto para franquearles toda suerte de gracias y bendiciones, siempre conmovido de nuestros males, siempre ansioso de hacernos participantes de sus tesoros y de dársenos a Sí mismo, simepre dispuesto a recibirnos y servirnos de asilo, de morada y de paraíso en esta vida.

Con todo esto, no halla en los hombres sino dureza, desprecio e ingratitud. ¿No son estos motivos capaces de mover a los cristianos a honrar este Sagrado Corazón, y a reparar tantos desprecios y tantos ultrajes con pruebas manifiestas de su amor?

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: