La sabiduría de Dios

Continuando el breve ciclo, recordamos que todo lo que aquí se dirá sobre la sabiduría de Dios es una recopilación de diferentes pasajes de la Sagrada Escritura:

“El Señor, clama la sabiduría, me poseyó en el principio de sus caminos desde el principio antes que criase cosa alguna. Cuando Él preparaba los cielos, estaba yo presente; cuando con ley cierta y como con compás cerraba los abismos; cuando afirmaba arriba la región etérea y equilibraba las fuentes de las aguas; cuando ceñía el mar dentro de sus límites y ponía ley a las aguas para que no saliesen de su término; cuando echaba el nivel sobre los cimientos de la tierra, con él estaba yo disponiendo todas las cosas, y deleitábame cada día gozándome en su presencia en todo tiempo: regocijábame en la redondez de la tierra, y son mis delicias el estar con los hijos de los hombres”.

“Buscad mi ley más que los tesoros, porque la sabiduría es preferible a todos ellos, y nada de cuanto pudiera excitar vuestros deseos le es comparable. yo soy el manantial del amor puro, de la ciencia y del santo temor; comunico la gracia para seguir el verdadero camino y la verdad, y llevo conmigo la esperanza de la vida y de la virtud. Presido en los consejos de los sabios y les inspiro todos sus buenos pensamientos: detesto el orgullo, la falsedad y la calumnia: tengo horror a los falsos testigos y a los que se complacen en sembrar discordias: abomino todo pensamiento criminal, y maldigo a los que defienden al impío o condenan al justo. Aborrezco las miradas orgullosas, la lengua mentirosa, la mano homicida y los pies que corren apresurados a la maldad. La templanza, la justicia, la prudencia y la fortaleza son virtudes que me pertenecen y las enseño a los hombres. Por mí los buenos reyes saben reinar, y los magistrados administrar justicia. Amo a los que me aman, y me presento a los que me buscan. En mí se hallan la verdadera gloria y riqueza, que reparto en abundancia a los que me siguen, y los beneficios que dispenso son de más acendrado precio que el oro y las piedras preciosas”.

“La sabiduría es una emanación de Dios; en ella residen todas las virtudes y ninguna impureza puede mancharla. Tiene el resplandor de la luz eterna, nos representa la majestad del Ser Supremo, y es la imagen de su bondad. La sabiduría todo lo puede porque ella es única, y aunque invariable en sí misma, renueva todas las cosas y anima y vivifica al género humano. Es santa, y la que forma a los profetas y los amigos de Dios. La luz del sol no se la puede comparar, porque la noche sucede al día, mas a la sabiduría de ningún modo puede oscurecerla la malicia; su antorcha da esplendor a las virtudes, nos descubre todas las maravillas de la naturaleza, y difunde una luz que jamás se extingue. Nos da a conocer lo pasado, nos hace juzgar lo futuro, extendernos a todos los siglos y pensar todos los acontecimientos. Clama sobre las aguas, en los valles, en los montes, en los caminos, en las ciudades; y hasta en los desiertos resuena su voz. En todas partes se la oye, y la prudencia la suministra sus acentos”.

Tagged with:     , , , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: