La preciosísima Sangre

“Jesucristo, hijo de Dios vivo, derramó su preciosísima sangre para redimir a nuestra nobilísima alma, y renovar su imagen afeada por el demonio con el pecado que hizo cometer a nuestros primeros padres.

A este fin se preguntaba el Padre San Juan Crisóstomo: ¿Pretendes saber el valor de tu alma? Reflexiona – decía – que queriendo el unigénito Hijo del eterno Padre rescatarla de la esclavitud del demonio y del pecado, no dio por precio de ella ni el hombre, ni la tierra, ni el mar, ni el mundo todo, sino toda su preciosísima sangre (Homil. in psal. 48).

Por este motivo exclamaba el apóstol San Pablo, que habíamos sido comprados a muy grande precio (1 ad Corinth. 6:20).

Veis por consiguiente, caros hijos, qué aprecio debéis hacer de ella”.

(Opúsculos de San Antonio María Claret)

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: