Intersticios

Se llama así a los intervalos que la ley canónica requiere entre la recepción de los diversos grados de órdenes. El Concilio de Trento recomendó que cada orden menor fuese otorgada con un espacio de tiempo intermedio, para que el candidato pudiese perfeccionarse en la teoría y práctica de cada una antes de proceder a la siguiente. Esto sin embargo queda a discreción de los Obispos.

Después de tomar el último grado de las órdenes menores, el Concilio instituyó el intervalo de un año antes de que el cantidato procediera al subdiaconado, “excepto necesidad o el bien de la Iglesia que a juicio del Obispo dicte un curso diferente”. Con esta salvedad, se provee de un año entero entre el subdiaconado y el diaconado, y el mismo período entre el diaconado y el sacerdocio. El año entero no necesariamente es el solar de 365 días, sino que puede ser eclesiástico, como de una Cuaresma a la siguiente, o de un Pentecostés al próximo.

El Obispo no puede dispensar de este intersticio, sin embargo, en candidatos ordenados que llegan a él de otra diócesis, a menos que en la carta dimisorial se les haya permitido este privilegio.

Los miembros de las órdenes religiosas pueden ser ordenados en muchos casos por virtud de concesiones especiales obtenidas por la Santa Sede, sin observar los intersticios. Ese ha sido el caso respecto a la Sociedad de Jesús.

Fuera de las excepciones, la no observancia del intersticio es un pecado del ordenando y ordenante, aunque no se haya establecido un castigo específico para esos casos.

Tagged with:     , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: