El poder de Dios

Todo lo que aquí se dirá sobre el poder de Dios es una recopilación de diferentes pasajes de la Sagrada Escritura:

“Las más grandes y admirables obras del Señor nos son ocultas: sólo conocemos las más pequeñas. Su poder ha llenado el universo de prodigios que asombran y de maravillas innumerables. Crió el cielo, la tierra, los mares y todo lo que en ellos se contiene. Dijo: hágase la luz, y la luz fue hecha. Inspiró un soplo de vida sobre el hombre, y el hombre fue animado de un espíritu vivificante”.

“¿Quién puede haber semejante a Dios, siendo Él superior y dueño de todo lo criado? Manda al sol y dirige el curso de los astros, ve al cielo y la tierra humillarse en su presencia, y a los que gobiernan el mundo encorvar su frente respetuosos. Nada hay que resista a su cólera; todo cede a la fuerza de su brazo, y en su presencia se anonadan todas las criaturas. Una sola mirada suya conmueve los montes, y con sólo su querer sopla el ábrego, suena el trueno, y los furiosos aquilones levantan tempestades”.

“Habita en lo mas alto del Empíreo, y su omnipotente mano saca al pobre de la miseria y le coloca al lado de los grandes y ricos de la tierra: hace fecundas a las estériles que se regocijan con su fecundidad, ordena que el hombre pase de la vida a la muerte y de la muerte a la vida, confunde a los orgullosos y eleva a los humildes al trono de los príncipes que abate. Él es el que comunica la ciencia a los doctos, la sabiduría a los sabios, la fuerza a los débiles y el valor a los tímidos y cobardes; el que muda los tiempos y los siglos, funda los imperios, los destruye y restablece a su arbitrio: conoce la vanidad de los pensamientos del hombre, ve la malignidad de su presuntuoso corazón, el desorden de su espíritu corrompido, y pesa toda su iniquidad”.

“Todas las naciones del mundo en su presencia no son sino vacío y nada. Sus ojos están fijos sobre los que le temen, y es el fundamento de su poder, la basa de su virtud y la regla de su conducta: purifica su alma, ilustra su entendimiento y los sostiene para que no caigan, o los levanta después de caídos. Su nombre es la misma santidad, es torre que sirve de refugio al justo y sobre la cual se eleva con gloria. No hay sabiduría, prudencia ni consejo que puedan resistir a su voluntad siempre constante e inmutable. Su palabra es vivificante y eficaz; mucho más penetrante que espada de dos filos, se introduce hasta lo más recóndito del alma y descubre en ella el pensamiento más secreto y el más oculto afecto. Ninguna criatura es invisible a sus ojos, y todo se manifiesta y patentiza en su presencia. Si esto poco que hemos dicho de sus obras nos llena ya de pasmo, ¿qué sería si Él mismo con el trueno de su voz nos explicara uno a uno los profundos misterios de la naturaleza?”.

Tagged with:     , , , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: