El pecado original en nosotros

“Si Adán y Eva hubieran conservado la justicia original, los que debían nacer de ellos y traer su origen serían también justos. Pero, como pecaron personalmente, aunque originalmente fuertes e íntegros, hubieran podido conservar sin dificultad y siempre la justicia, todo lo que eran ha sido debilitado y corrompido (el cuerpo, porque después del pecado ha sido, como el de los animales, sujeto a la corrupción y a los apetitos carnales, y el alma, porque, a consecuencia de la corrupción del cuerpo y de los apetitos, y por la indigencia de los bienes que ha perdido, ha sido infectada de afectos carnales), y como la naturaleza humana estaba enteramente en ellos y nada de ella se hallaba fuera, ha sido debilitada y corrompida enteramente. Lo único que ha quedado en ella es el deber de poseer sin ninguna injusticia la justicia entera que había recibido, el deber de satisfacer por haberla abandonado, y, en fin, la corrupción misma que ha contraído a causa del pecado.

Por consiguiente, así como, si no hubiera pecado, se habría propagado tal cual Dios la había hecho, de igual modo después del pecado se ha propagado tal cual ella se ha hecho al pecar. y como no puede satisfacer por sí misma por el pecado ni recuperar la justicia abandonada, y como el cuerpo que se corrompe oprime al alma, sobre todo cuando es débil, como en la infancia y en el seno materno, hasta el punto de hacerse incapaz de concebir la justicia, parece que la naturaleza humana debe nacer en los niños con la deuda o el deber de satisfacer por el primer pecado, que ha podido evitar siempre, y con el deber de poseer la justicia original, que ha podido conservar siempre. Por lo mismo no la dispensa en los niños la impotencia de pagar en ellos lo que debe, porque ella misma se ha hecho impotente al abandonar la justicia en nuestros primeros padres, en los cuales estaba enteramente, y porque siempre continúa obligada a tener el poder que ha recibido para conservar siempre la justicia. Me parece que en esto consiste el pecado original en los niños”.

(San Anselmo. De la Concepción Viriginal y del pecado original)

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: