El milagro de los ardientes

En el año 1129, una enfermedad grave que llamaban de los ardientes, porque era como una infección de la piel acompañada de altísimas fiebres, acabó con la vida de innumerables personas y estaba asolando a todo París.

Se bajó entonces la urna con las reliquias de Santa Genoveva (+512), y apenas se dejó ver al pie de la montaña, cesó la epidemia. Catorce mil enfermos que había en la ciudad, cobraron repentinamente la salud.

Cuando el Papa Inocencio II fue a francia al año siguiente, y se informó con exactitud del milagro ocurrido, ordenó que todos los años se celebrase la memoria en acción de gracias de tan singular prodigio con el título de “el milagro de los ardientes”.

(“Ejercicios devotos: Santa Genoveva”. 1862).

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: