El fuego de San Telmo

San Telmo poseía el espíritu de un guerrero. Era muy determinado y extrovertido, que exigía tanto de sí mismo como de sus discípulos. El famoso suceso del fuego de San Elmo es el siguiente:

Un día salió el santo a visitar a Ranco, Obispo de Auvernia, en una noche violentamente tormentosa. Ante la gran oscuridad encendió una vela, que entregó a su discípulo indicándole que lo guiara. El discípulo estaba sorprendido. ¿En verdad esperaba Elmo que una vela desprotegida permaneciera encendida bajo semejante tormenta? Pensó. Pero a pesar de sus muchas dudas, las aullantes ráfagas y los torrentes de agua, la vela permaneció inextinguible, sin verse afectada en modo alguno por la tormenta.

Así se hizo conocido el fuego de San Telmo: la luz inextinguible que conquista la oscuridad.

El fuego de San Telmo más adelante quedaría asociado con las luces eléctricas que se ven encima de los mástiles de los barcos antes y después de las tormentas.

Este relato se encuentra en la “Vida de San Telmo”, escrita por San Rudolf en el año 1130.

Tagged with:     ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: