El espíritu de los Reyes Magos

Consideremos hoy cuáles habrán sido los sentimientos de admiración, de amor y de respeto de aquellos santos Reyes, cuando habiendo llegado a Belén vieron que no se habían engañado, y que no habían sido falsas sus congeturas. Se encuentra a Dios siempre que se le busca, y es un gran consuelo hallarle después de haberlo buscado.

¿Cuántos habrán visto la misma estrella, tendrían el mismo pensamiento que ellos, y no tuvieron el mismo valor ni la misma docilidad? Por eso también muy diferente su gracia. Como lo son las que nosotros menospreciamos, esas saludables aspiraciones a las que nos resistimos, que podrían ganar a Dios a muchas almas fieles.

Tal vez algunos sintieron una falsa compasión por la creencia de los Monarcas que buscaban a Dios en lugares para ellos remotos, o incluso se burlaron al conocer su disposición a ir en su encuentro. Pero cuando hallaron lo que buscaban, ¿se arrepentirían de haber sido tan prestos en seguir la voz de Dios? ¿Se quejarían de las fatigas, obstáculos y esfuerzos del camino? No. Confirmados y premiados, los Reyes no dudaron al Verlo, y se postraron a Sus pies con su devoción, su respeto, su reconocimiento y sus presentes.

¿No hemos de imitarles, nosotros que hemos tenido el privilegio de nacer en un tiempo en el cual ya se conoce lo que entonces recién empezaba a descubrirse? ¿Le buscamos, sorteamos toda dificultad hasta llegar a Él, le traemos las manos llenas de presentes de virtud, le adoramos con el respeto y el amor que ellos le trajeron?

Fueron sin duda preciosos los dones que los Reyes ofrecieron, pero a los ojos de Dios su devoción y su caridad fueron más preciosos. El corazón es el que da estimación de nuestros presentes. Por eso sin él Dios no aprecia nuestras ofrendas.

No nos presentemos jamás delante de Dios con las manos vacías. Ofrezcámosle con generosidad inlcuso lo que no nos pide, o llegaremos a negarle lo que expresamente nos demanda.

Tagged with:     , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: