Definición: Fortaleza

Según los moralistas, la fortaleza es una de las virtudes cardinales o principales; la definen: una disposición reflexiva del alma que hace soportar con alegría las contradicciones y tentaciones. El mismo nombre de virtud no significa otra cosa más que la fortaleza del alma; así podemos decir con verdad que un alma pusilánime es incapaz de virtud.

Los antiguos entendían principalmente por la fortaleza el valor para soportar los reveses y las aflicciones de la vida, y emprender grandes cosas para hacerse apreciar de los hombres; muchas veces la ambición y la vanagloria son su único resorte, y con frecuencia también degenera en temeridad y terquedad.

La fortaleza cristiana es más prudente; guarda un justo medio inspirado por el motivo sólo de agradar a Dios; modera en nosotros el temor y la presunción sin impedirnos el huir los peligros de la muerte cuando no hay alguna necesidad de exponernos a ellos, sino que nos los hace arrostrar cuando el deber lo manda.

“Dios – dice San Pablo (II Tim. 7:7) no nos ha dado un espíritu de temor sino de fortaleza, de caridad y de moderación”. Esta virtud ha brillado singularmente en los mártires, y para comunicarla a todos los fieles Jesucristo instituyó el sacramento de la confirmación. Nunca dejará de serles necesaria para vencer todos los obstáculos que se ponen a su perseverancia en el bien; tienen sobre todo necesidad de ella cuando el exceso de corrupción de las costumbres públicas ha hecho odiosa y ridícula la virtud.

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: