De regreso con San Martín de Porres

Entre los muchos dones místicos de San Martín de Porres (+1639) se encontraban la profecía, el transporte milagroso y el conocimiento místico, que resplandecieron en varias ocasiones a lo largo de su vida.

En una oportunidad, dos jóvenes religiosos del monasterio de San Martín decidieron que dejarían la Orden y se irían sin notificar al Prior. Después de viajar algunas horas, entraron en un lugar llamado Zercedo y encontraron un cuarto en el cual pasar la noche.

San Martín, debido a su conocimiento místico, supo dónde estaban, y con el permiso del maestro de novicios y del superior se dispuso a recuperarlos. Al llegar a la casa, el santo entró sin problemas en el cuarto que estaba cerrado con llave, y despertó a los jóvenes, que se sorprendieron mucho de verlo. Después de que habló con ellos sobre la gracia de su vocación, los dos decidieron regresar.

Entonces su pronto arrepentimiento fue premiado con otro milagro, ya que los tres fueron de inmediato transportados de regreso al Convento del Santo Rosario.

A la mañana siguiente el maestro de novicios y el Prior vieron a los dos jóvenes rezando tranquilamente sin que nadie más se hubiese dado cuenta de que se habían ido el día anterior. La profecía de San Martín de que los dos se convertirían en valiosos miembros de la Orden se cumplió.

Ambos bendijeron hasta el día de su muerte la inmediata aparición del santo ante ellos, y su inexplicable regreso al priorato.

(“La vida del beato Martín de Porres. P. J.C. Kearns. 1937. Págs. 124-5)

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: