Compañeros de viaje

Un religioso del monasterio de Nuestra Señora de Monserrat, en España, era muy devoto de San José, y entre todos los motivos de meditación que le ofrecía la vida del santo Patriarca no había otro que le produjese mayor fervor y consuelo que su huída a Egipto con la Vrigen María y su divino Hijo.

Volviendo un día a su monasterio, este buen religioso perdió la ruta y se extravió en las montañas a la entrada de la noche. Sintió mucho temor por el peligro que entrañaba la zona, donde podía encontrarse con animales salvajes o con diversos malhechores.

Lleno de estos pensamientos se encomendaba al Señor cuando encontró a un desconocido que conducía a una señora montada sobre una bestia de carga, llevando en los brazos a un niño pequeño. El religioso le preguntó qué camino tomaría para no extraviarse. “Si quereis seguirnos – le respondió el desconocido – yo os lo enseñaré. Es difícil, y por otra parte comienza a oscurecer, pero no importa porque yo conozco todos los senderos”.

Se acompañaron mutuamente y caminaron largo tiempo, conversando siempre pero de una manera tan santa, que nuestro religioso, movido y enternecido por todo lo que decían la señora y su conductor, sintió su corazón todo inflamado del amor de las cosas del cielo, y lleno de una consolación semejante a la que en otro tiempo experimentaron los dos discípulos de Emaús con la compañía de Jesucristo oculto bajo la figura de un viajero.

En fin, llegaron a un paraje en que el religioso reconoció el camino que en pocos momentos le llevaría recto a la puerta del monasterio. Entonces los desconocidos le pidieron permiso para retirarse, y desaparecieron instantáneamente. Con esto el religioso reflexionó que no podían ser otros que San José, en unión de Jesús y María, los que habían venido a acompañarle y sacarle de todo peligro.

(“Vida de San José”. Gracian)

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: