Amor de Dios

Moisés dijo a los judíos: “Vosotros amaréis al Señor, vuestro Dios, con toda vuestra alma y con todas vuestras fuerzas” (Deut. 6:4). Y Jesucristo ha encerrado toda Su moral en el mandamiento de amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo; en estos dos mandamientos, dice, están contenidos toda la ley y los profetas (Mat. 22:37; Marc. 12; Luc. 10).

Tampoco nos deja ignorar en qué consiste el amor de Dios, sino que lo explica con absoluta claridad: “Aquel que guarda mis mandamientos y los observa, me ama verdaderamente… aquel que no me ama no los observa” (Juan 14:21-24).

No se trata aquí sólo de los sentimientos afectuosos, frecuentemente sujetos a la ilusión y variables, sino de obediencia y de fidelidad constantes en cumplir todos nuestros deberes, por complacerle. Para ello sabemos qué cosas quiere y cuáles no, y procuramos hacer aquellas que le contentarán con nosotros. Lo que está en consonancia con Su naturaleza, y no lo que le contraría.

Los motivos que nos conducen a a mar a Dios son: Su bondad infinita, los beneficios de que nos ha colmado en el orden de la naturaleza y en el de la gracia, las promesas que nos hace, la felicidad eterna que nos prepara y el amor que tiene por nosotros.

Nuestro mayor interés para este mundo y para el otro es amar a Dios, y un corazón bastante ingrato para no amarlo a Él no está dispuesto tampoco a amar a sus semejantes como a sí mismo.

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: