Amor como el de San Juan

Así como San Juan fue amado tiernamente por Jesucristo, también él amó a Jesucristo con una ternura y una fidelidad perfecta. Desde que el divino Salvador lo eligió por su discípulo, no se apartó jamás de él, siempre estuvo a su lado, siguiéndolo en todo. Ora el Señor sea aplaudido, ora menospreciado, en el Calvario y en el Tabor, en su entrada triunfante en Jerusalén y en su prisión en el Huerto de Getsemaní, ora en el Templo, ora en en la Cruz, en todas partes se ve al Discípulo amado a su lado.

Esta es una gran prueba del amor, del desinterés, de la sinceridad que profesaba a su divino Maestro. Y aunque los demás Discípulos pudiesen llenarse a momentos de confusión, temer, desviarse o huír, nada fue capaz de intimidar a San Juan. Aunque prendieron y ataron a Jesucristo como a un sedicioso, lo llenaran de oprobios, lo condenaran a muerte, lo clavaran en la Cruz a la vista de todo el pueblo, San Juan estaba al pie del suplicio. Lejos de avergonzarse de haber aprendido en su escuela, hizo profesión pública al pie de la Cruz de ser Discípulo de Aquel a quien hacían morir como al peor de los criminales.

¡Cuán generoso, cuán fuerte, cuán intrépido es el amor que se tiene a Dios cuando este amor es puro como el de San Juan! Y cuando se ama ardientemente a Jesucristo, sólo se teme desagradarle. Toda la rabia del infierno, toda la malicia de la impiedad, todo el furor de los hombres, no son capaces de intimidar a un corazón que ama a Dios verdaderamente.

No hay amor de Dios en un corazón tibio, cobarde, avergonzado de sus creencias, y que prefiere agradar al mundo antes que a su Señor.

“Señor, os suplico que me déis vuestro amor, pero aquel amor puro, ardiente, generoso, que ni se deja debilitar en la prosperidad, ni abatir en las adversidades de la vida. Os lo pido por la intercesión de vuestro Discípulo amado, a quien Vos amásteis tan tiernamente, y que os amó a Vos tan fiel y constantemente. Amén”.

Tagged with:     , , ,

About the author /


Boanerges | Resistencia Católica. Para instruir en la sana doctrina y contradecir a quienes la niegan. "Non nobis, non nobis, Domine Sed nomini tuo da gloriam" | www.elboa.org

Related Articles

Suscríbase a la Resistencia

Suscríbase a la Resistencia

Únase a nuestro apostolado y reciba gratis en su correo todas nuestras actualizaciones, libros y novedades. Rezaremos por todos nuestros suscriptores, familias y actividades.

Galerías Visuales

    BOANERGES | Resistencia Católica

    Para defender la sana doctrina y combatir a quienes la contradicen | Salve, Roma! In te aeterna stat historia, Inclyta, fulgent gloria Monumenta tot et arae. Non praevalebunt horrendae portae infernae, Sed vis amoris veritatisque aeternae.

    Sitio Certificado y Verificado

    elboa.org Webutation
    A %d blogueros les gusta esto: